Clicky

17 Enero, 2019 0 Comentarios

La realidad es que cambiar de tarea implica a nuestro cerebro un tiempo de adaptación que se estima alrededor de 15 minutos. ¡Así es!

Algo que nos bombardea cada día es el email, cuando recibimos un email nuevo y “sin poder evitarlo” vamos y lo leemos. En muchas ocasiones no lo respondemos pero sí lo leemos.

 

Es normal tener esta debilidad ya que en cierta manera es una adicción, existe una gratificación inmediata que hace que liberemos dopamina, sustancia que nos crea placer. Nuestro ego se reconforta porque “alguien” se ha dirigido a nosotros.

 

Estas interrupciones constantes hacen que nuestra productividad caiga en picado por mucho que digamos “no hombre, lo miro en un momentito y ya está, vuelvo a lo mío”. Tu concentración se resiente mucho, más de lo que crees. Recuerda los 15 minutos…

 

Teniendo en cuenta este periodo de adaptación puedes hacer cuentas. ¿cuántos emails recibes al día que te van retrasando 15 minutos cada vez? Glups!

 

Solución: cierra el email durante varias horas y cuando lo abras miras todo lo que te ha entrado a la vez. No es buena idea no leer el email teniéndolo abierto, directamente ciérralo.

 

Si te ayuda me dices. Un saludo a todos!!

DV

👉Si quieres AVANZAR RÁPIDO y salir de tu estancamiento: 🚀FAST COACHING

David Vega
David Vega